Omega y los Juegos Olímpicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Omega y los Juegos Olímpicos

La famosa casa suiza ha construido una gran reputación internacional como pionera en el campo del cronometraje deportivo a partir de su participación en 28 ocasiones, desde 1932, como Cronometradora Oficial de los Juegos Olímpicos, así como de los más modernos Juegos Paralímpicos y los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Omega, que se ha distinguido históricamente por relojes que han llegado al espacio, extrema precisión en el registro del tiempo, la exploración del fondo del mar y otras innovaciones que han cambiado el mundo, ha desarrollado e introducido muchas de las tecnologías más revolucionarias en el campo de cronometraje deportivo, como la pistola electrónica que marca salidas, los touchpads de la natación, y el Scan-O-Vision MYRIA, una cámara utilizada para las foto finish que puede tomar 10.000 imágenes digitales por segundo.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a realizarse (supuestamente) en Julio y Agosto de 2021, marcarán la 29ª vez que Omega servirá a los mejores deportistas del mundo. Un papel que la marca ha prometido cumplir hasta 2032 y que significará para Omega haber cumplido el papel de cronómetro oficial de los Juegos por 100 años.

Omega y los Juegos Olímpicos

La evolución del cronometraje

La primera participación de Omega como cronometradora oficial implicó la participación en 1932 de un solo maestro relojero suizo, llegado a Los Ángeles con apenas 30 cronógrafos “ratrapante”. Actualmente, un equipo de profesionales se apoya en hasta 450 toneladas de equipamiento, con el mismo objetivo de siempre: la más perfecta medición del tiempo.

A continuación te indicamos grandes momentos de la historia de Omega en el cronometraje de los JJ.OO. que la misma marca ha identificado como los más importantes:

Omega y los Juegos Olímpicos
1932. Primera participación

Nace la exitosa colaboración con el Comité Olímpico, lo que se constata en las palabras del Director Deportivo Técnico William Henry: “No se puede imaginar el maravilloso éxito de los Juegos Olímpicos sin admitir el papel representado por Omega en este gran evento internacional”.

Omega y los Juegos Olímpicos
1936. Jesse Owens

Omega mide con éxito cada actuación extraordinaria del gran Jesse Owens durante los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, cuando este inmortal atleta estadounidense ganó sin apelación ni competencia un total de 4 medallas de oro.

Omega y los Juegos Olímpicos
1948. Primera medición moderna

Omega utiliza por primera vez la célula fotoeléctrica en los Juegos Olímpicos de Invierno St. Moritz 1948 y los Juegos Olímpicos de Londres 1948. Momento de inflexión en el desarrollo tecnológico en que las máquinas superan al fin la precisión humana.

Omega y los Juegos Olímpicos
1952. Croix du Mérite Olympique

Llegada la electrónica a la medición cronométrica, la Omega Time Recorder permite imprimir los resultados y le significa a Omega recibir la prestigiosa Cruz del Mérito Olímpico. Con este avance, los tiempos oficiales se comienzan a registrar a la centésima de segundo.

Omega y los Juegos Olímpicos
1964. Cronometraje electrónico

Se produce en Innsbruck el debut del cronometraje electrónico, revolución provocada por el Omegascope, sistema que introdujo el concepto de tiempo real en el deporte televisado al sobreimprimir los números en la pantalla. Esto transformó a Innsbruck en los primeros Juegos totalmente electrónicos.

Omega y los Juegos Olímpicos
1968. Touchpads en natación

Un hito en la competencia de la natación es la tecnología introducida por Omega en Ciudad de México 1968: los touchpads de piscina. Este sistema permite que la mano del nadador pare el contador y, por lo tanto, elimina definitivamente la necesidad de los cronometradores de piscina.

Omega y los Juegos Olímpicos
1992. Scan-O-Vision

Desarrollado para los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville 1992, y específicamente para el patinaje de velocidad, el sistema de cronometraje Omega Scan-O-Vision mide digitalmente los tiempos a la centésima de segundo, cuando el patinador cruza la meta.

Omega y los Juegos Olímpicos
2010. Electronic Start System

Omega desarrolla para Vancouver el Electronic Start System, un dispositivo rojo, aerodinámico y futurista, propio de película de ciencia ficción, con flash y capaz de generar sonido que sustituye la tradicional pistola de salida.

Omega y los Juegos Olímpicos
2012. Quantum Timer

Una nueva era en el cronometraje: el Quantum Timer de Omega Timing con una resolución mejorada de una millonésima de segundo (1 µs), y una variación máxima de sólo un segundo cada diez millones de segundos.

Omega y los JJ.OO. en video

En el video de Omega “Cada fracción de segundo cuenta (La historia del cronometraje olímpico)” la casa relojera demuestra que la diferencia entre el oro y la plata puede reducirse a microsegundos. El documental explora la gloria y el dolor de esos momentos a través de entrevistas con atletas de ambos lados de esa línea tan fina.

Anuncios olímpicos históricos

Omega ha registrado su historia como cronometradora oficial de los Juegos Olímpicos con icónicos anuncios publicitarios que registran cada momento importante en su prolífica relación con este evento global. Revisa acá los elegidos por la casa suiza:

Omega y Tokio 2020

Será la vigésima novena oportunidad en que Omega sea la Cronometradora Oficial de los Juegos Olímpicos y registrará, cada vez con mayor exactitud, a los mejores atletas del mundo. Para conmemorar el evento, Omega ha actualizado tres relojes de la colección Seamaster, como una celebración perfecta del histórico evento deportivo.

Omega y los Juegos Olímpicos

Omega Seamaster Diver "Tokyo 2020”

Este Seamaster Professional Diver 300M de 42 mm, en acero con bisel de cerámica azul y escala en esmalte blanco, posee una esfera de cerámica blanca pulida y ondas grabadas con láser. Para conmemorar el evento, el fondo de caja NAIAD LOCK posee un emblema Tokyo 2020 Olympic Games sobre el cristal de zafiro. Bajo el cristal hay un movimiento Omega Co-Axial Master Chronometer calibre 8800 con precisión y rendimiento extraordinarios.

Omega y los Juegos Olímpicos

Seamaster Aqua Terra "Tokyo 2020" Edición Limitada

Este modelo de 41 mm en acero presenta la primera esfera cerámica de la colección Aqua Terra, tiene un acabado azul pulido con un motivo grabado por láser inspirado en el emblema Tokyo 2020. Está limitado a sólo 2020 ejemplares e incluye un emblema Tokyo 2020 Olympic Games en el fondo de la caja de zafiro. En su interior, late el movimiento Omega Master Chronometer calibre 8900.

Omega y los Juegos Olímpicos

Seamaster Planet Ocean "Tokyo 2020" Edición Limitada

Los 2020 ejemplares de este Seamaster Planet Ocean de 39,5 mm son un tributo a Tokio y Japón: la esfera de cerámica blanca está adornada con un segundero central “lollipop” de punta roja representando la bandera japonesa y en el aro cerámico blanco del bisel, Tokyo 2020 se marca con un número 20 en cerámica líquida roja. Nuevamente, el fondo de caja de acero y zafiro incluye un emblema Tokyo 2020 Olympic Games.

Omega continúa con su tradición de precisión a toda prueba con estos nuevos Juegos Olímpicos de Tokio. Esperamos poder seguir disfrutando de las innovaciones tecnológicas de la casa suiza y de las novedades en relojes para ésta y las próximas ediciones de este gran evento deportivo mundial.

¿Cuáles son los Omega que más te gustan? ¿Tienes claro cuál es tu próximo o aún no lo encuentras? Lo buscamos para tí. Revisa los Omega que tenemos en la tienda, compra, comenta y comparte.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Véndelo en LOFT

Consigna con nosotros ese maravilloso producto que quieres vender, miles de potenciales clientes lo están esperando.